OTRO MAYO, OTRA REVOLUCIÓN

“Quien tenga patria, que la honre; y quien no tenga patria, que la conquiste”.

José Martí

Resultan obvios los signos patéticos que el sistema capitalista y su declinación globalizante exhibe a través de su crisis integral, civilizatoria. Y al mismo tiempo urge reconocer el  poder real acumulado por el gran capital financiero y corporativo producto de la más feroz ofensiva de éste sobre las fuerzas del trabajo en los últimos 30 años.

La trasnacionalización, la desregulación, la ola privatizadora y la remercantilización, le ha permitido al poder capitalista planetario no solo concentrar riqueza y recursos, sino también universalizar sus valores e instituciones produciendo una profunda modificación de la subjetividad, los valores, las vivencias y hasta la identidad de los actores y sujetos políticos-sociales. Es en el plano subjetivo, fundamentalmente, donde el capitalismo muestra su vigor de época. Su fortaleza reside en su capacidad de “manufactura simbólica”,  de imposición de su totalitarismo ideológico y sus mecanismos de consenso, que le permiten segmentar al sujeto popular, generalizar el “individualismo de masas” como cultura predominante y presentar como inmodificable y eterna la división entre gobernantes y gobernados.

La dominación burguesa ha complejizado sus andamiajes culturales, sociales e institucionales ofreciendo elitismo, represión, corrupción, etc., negando una nueva óptica del poder asentado en el protagonismo del pueblo.

Pero al mismo tiempo, en el movimiento popular y en ciertas “oposiciones” políticas que invocan rebeldías y sueños emancipatorios, se evidencian variados síntomas de descomposición de éticas e ideales. Algunos renuncian o vacilan ante la posibilidad de retar al sistema rearmando alternativas radicalizadas al dominio imperante. Otros, repican gastadas deformaciones de la vieja cultura aparatista asentada en la banalidad dogmática. Es la dicotomía que hoy esteriliza al progresismo y la izquierda: vegetar dentro de la institucionalidad burguesa de la mano del pragmatismo posibilista o reproducir como autómatas órdenes emanadas de un aparato todopoderoso y cerrado, ajeno a la dinámica popular.

Un nuevo Desafío

Tenemos ante nosotros el gran reto de probar que somos capaces de superar estos límites históricos, articular las rebeldías y fundar un nuevo proyecto que organice la esperanza de miles de oprimidos.

Militantes, colectivos y organizaciones con diversas historias, identidades, prácticas y pertenencia territorial, hemos comenzado a enfrentar este desafío. Debatir colectivamente, alcanzar síntesis parciales y acuerdos políticos generales, transitar los conflictivos pero apasionantes caminos de la UNIDAD , son los puntos esenciales de nuestra convocatoria hacia un nuevo parto militante: construir una nueva organización política común, de signo antimperialista, anticapitalista, por el socialismo.

En este camino reconoce diversos antecedentes que fueron abonando el actual proceso que nos contiene, tales como las diversas batallas populares y búsquedas compartidas desde aquel Diciembre de 2001, las experiencias de debates y acción transitadas  en el Encuentro Militante, Otro Camino, y otros. Senderos que hemos transitado intentando superar practicismos ciegos o ideologizaciones estériles, ubicando al militante como sujeto creador de iniciativas.

Cabildo de la Militancia y la Unidad

Marchamos a un Plenario Nacional para el día 5/6 en Buenos Aires, el que aspiramos se constituya en un momento fundacional de esta nueva identidad en proceso de construcción abierto.

Previo a dicho Plenario, hemos acordado realizar un Cabildo de la Militancia y la Unidad de carácter regional.

La cita es el próximo 22 de Mayo, a las 17 horas , en la Casa de la Memoria , Santiago 2815 – Rosario. Allí debatiremos nuestro Documento de Etapa y las tareas e iniciativas políticas que nos proponemos en lo inmediato.

Invitamos a apropiarse de la convocatoria.

Salvador Yaco – Mónica García – Norma Giménez – Ezequiel Orso

(Carpa de la Unidad – Capitán Bermúdez).

Mayo Socialista  – Rosario

Ana Braghieri

(Liga Argentina por los Derechos del Hombre –  Filial Venado Tuerto).

Armando Cassinera, Sandro Minnucci, “Beto” Olivares

(“ La Asamblea ” – Granadero Baigorria).

Lisandro Brusco, Leandro Zárate, Mauro Testa, Paula López Arango, M. Juliana Girolimo Hernán Ledesma, Carina Favrat, Elizabeth Roch, Martín Márquez, Raúl Benítez.

(Casa de la Memoria – Rosario).

Pablo Faccendini – Santiago Bortolato – Pablo Mortera – Hernán Barrios

Andrés Sarlengo (periodista – Venado Tuerto)

Anuncios

CENTRO POPULAR DE FORMACIÓN CASA DE LA MEMORIA (2010)

En cualquier discusión sobre que hacer en la actual coyuntura, de un marcado desanimo y desarticulación del movimiento popular, surge en seguida la cuestión de la formación política.

Consideramos que el proceso formativo debe formularse como un conflicto que nos conduce, necesariamente, a revisar tanto las concepciones educativas tradicionales como la gama de experiencias que intentan aportar a una renovación en este trascendente campo. Así la actividad pensante estaría siempre en una posición de búsqueda. Esta perspectiva hace que no se trasforme el conocimiento ya sistematizado en dogma. Lo que fue pensado bajo diferentes condiciones históricas de existencia precisa ser considerado para que se estimule nuevos modos de pensamientos. Por otro lado, la posición de búsqueda no significa una actitud irresponsable y ahistórica de estimularse con las aparentes innovaciones presentadas desde posiciones y prácticas basistas que promueven el desbarrancamiento subjetivo, la pasividad ante la política y la prédica de la nada en el plano de la elaboración teórica.

Es decir, partimos de la idea de que la educación para la revolución es un proceso vivo, cruzado y condicionado permanentemente por los acontecimientos históricos, las necesidades y límites propios que se manifiestan a lo largo de nuestro despliegue acumulativo, y también por la oscilación en los niveles de subjetividad que se expresa en nuestra militancia (léase que todos somos actores y sujetos en un tiempo histórico, atravesados fuertemente por el imperante individualismo como cultura de masas y por los parámetros neoliberales que hoy inundan los campos de las ciencias sociales, la política y de nuestra vida cotidiana).

“El homo faber no puede ser separado del homo sapiens” A. Gramsci

Nuestro mayor desafío es encaminar el trabajo educativo hacia una conformación militante integral, concebida dentro de una organización integral con capacidad propia de reflexión y de acción. Una planificación formativa que potencie nuestros reflejos críticos, que nos ayude a ahondar en la lectura de los escenarios y las perspectivas que la realidad nos plantea. También, bregaremos por un proceso pedagógico que reconozca como centro de gravedad la conducta consciente y ejemplar como motor de entusiasmo y adhesión al ideal revolucionario. Pensamos que por estos caminos el proceso de formación puede contribuir a no ser tan previsibles, ni vulnerables ante las contingencias de la lucha de clases.

Para ello descartamos toda concepción basada en la prédica y las arengas de “especialistas”, y muy por el contrario apostamos a un claro compromiso con las demandas, necesidades y posturas de la militancia más activa de nuestra organización, a la que le sumaremos en este proceso a todo el activismo de otras fuerzas y organizaciones con las que compartimos experiencias unitarias de lucha y construcción político-popular. Podemos afirmar, entonces, que la formación política pasa a tener un carácter de prioridad dentro de nuestro accionar mas general, prioridad que requerirá de una nueva calidad de nuestros compromisos, tanto en el diseño y elaboración del plan, en los esfuerzos militantes para llevarlo adelante y en la implementación de su seguimiento y corrección.

En el 2010 queremos continuar, desde la reflexión y la acción, con las construcciones de espacios y experiencias colectivas que arrastramos como pueblo para arribar a nuevas síntesis que nos permitan superar las instancias corporativas y avanzar en la construcción de un nuevo sujeto político que integre la diversidad y que confronte homogéneamente contra el sistema dominante.

· El plan tentativo educativo para el 2010 contemplará los siguientes puntos:

a) Contribuciones del Che a un nuevo paradigma de sociedad (julio)

b) La “centroizquierda”. La cultura de lo posible. (Agosto)

c) Procesos de cambio en Latinoamérica. Socialismo del Siglo XXI

Peña en la casita!!!