TERROR PARA TODOS. 28 DE DICIEMBRE MARCHA – ACTO. SIN TRABAJO DIGNO NO HAY PAN NI PAZ.

TERROR PARA TODOS

El proceso de tratamiento y sanción exprés de la denominada “Ley Antiterrorista” ha corrido el velo, una vez más, sobre el verdadero derrotero político que guía al gobierno nacional y a sus incondicionales legisladores. Velozmente, y operando sobre el viento de cola que le otorgó el respaldo electoral, se ha desplegado una repudiable maniobra a contrapelo de la extensa y memorable historia de resistencias y rebeldías populares.

Durante el año 2007, y bajo las mismas urgencias y presiones, Néstor Kirchner fue mentor y ejecutor del primer capítulo de de estas leyes de la vergüenza. Con la sanción de la Ley 26268, se modificaba el Código Penal argentino con la introducción de los delitos de “asociación ilícita terrorista” y “financiación del terrorismo”.

Para discernir sobre las razones e intereses que condujeron a la burocracia gobernante a sancionar semejante aberración antidemocrática no resultará excesivo sostener que nos hallamos ante un innegable reconocimiento oficial: nuestro país lejos de estar blindado por la adopción de supuestas políticas anticíclicas, es parte indisoluble y eslabón inseparable del presente de depredación, ajuste y guerra que expresa la crisis global del capitalismo.

Por eso se legisla preventivamente, y por eso se habilita la legalidad del garrote ante previsiones que anticipan una declinación del ciclo virtuoso y futuras convulsiones sociales. De esa manera, se afinan y actualizan los mecanismos de persecución, hostigamiento y criminalización de los que se resisten a pagar con propias penurias las consecuencias de la crisis.

Tampoco resultará inadecuado sostener, como lo han hecho otras voces populares, que la sanción de esta abominable ley reconoce estrecha vinculación con aprietes y condicionamientos de grupos usureros internacionales (GAFI), y con manejos extorsivos del G-20 para ser “calificados” como país confiable para “mercados” e “inversores”. Creemos que esa mirada refleja parte de la verdad y que sería un error circunscribir en estos hechos toda la justificación.

Proponemos considerar que no ha sido dentro de nuestras fronteras en donde se han “patentado” los conceptos de terrorismo y finalidad terrorista. Resulta muy necesario recordar que luego del atentado a las Torres Gemelas, fue George Bush quien configuró su esquema expansionista sobre la base de la doctrina de la “Guerra Infinita”, identificando a los “nuevos enemigos” del denominado “terrorismo internacional”. El “premio Nóbel de la paz” Barack Obama, que coqueteó animadamente con Cristina en la última cumbre del G-20, sostiene y defiende esa decisión imperial de “perseguir y combatir al terrorismo en todo nivel”.

Por eso, sostenemos que las razones para la sanción de esta nefasta ley exceden el campo de ciertos aprietes y extorsiones. Se trata una vergonzosa claudicación del gobierno ante las recetas y órdenes imperiales trazadas para afrontar la crisis en curso. Se trata de un acto de descarada renuncia sobre nuestra soberanía y de aceptación de relaciones carnales con los patrones ideológicos del control, disciplinamiento y represión sobre los pueblos. Resulta inservible y perecedera entonces la cínica arenga que pretende disimular semejante sumisión con el gastado discurso “del gobierno que nunca reprimió”.

Que se escuche la advertencia: se apunta a criminalizar a los que luchan y se será penalmente terrorista, individual o colectivamente, en razón de la simple sospecha de pretender el logro de una conquista o de un derecho negado por el sistema. Una especie de Plan Cóndor global y actualizado mediante leyes de parlamentos dóciles y obedientes.

Vaya nuestro más enérgico repudio a los legisladores nacionales de la provincia de Santa Fe que a mano alzadahan contribuido a la sanción de esta ley a la que llamamos Terror para Todos. También ponemos de manifiesto nuestras reservas y desaprobación sobre la ambigua conducta de los legisladores que se expresaron con su negativa. Tenemos muy presente que con definiciones muy similares al decreto oficial sus bloques presentaron un proyecto bajo el nombre de “Actos de terrorismo internacional. Tipificación. Organizaciones terroristas internacionales”. Su ingreso a la Cámara de Diputados de la Nación data del 15 de julio de 2011, bajo el número de expediente 5179-D-2010, con giro a las comisiones de Legislación Penal y Relaciones Exteriores y Culto, y con las firmas de los diputados nacionalesGil Lavedra, Aguad, Tunesssi y Alfonsín (UCR); Carrió, Bullrich, Vega y Pérez (Coalición Cívica); Pinedo, Satragno (PRO); Stolbizer (GEN); Solá (Peronismo Federal); y Cortina (Partido Socialista).

Ante la gravedad y los peligros que nos acechan, volvemos a repetir estas frases acuñadas en años de lucha: Para cerrar heridas hay que abrir conflictos. La convocatoria no tiene propietarios, pero sí necesidad y urgencia. La gravedad del escenario nos interpela. La vida reclama.

Compañeros y compañeras: ganemos la calle y que el grito se mantenga hasta derogar estas leyes de la infamia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: