JUSTICIA POR DAVID

A 3 MESES DEL ASESINATO DE DAVID MOREIRA…

¡¡¡SEGUIMOS RECLAMANDO JUSTICIA!!!

Anuncios

El fallo de la Corte de EEUU en clave de la lógica imperialista p/ Julio Gambina

El fallo de la Corte de EEUU en clave de la lógica imperialista
Por: Julio C. Gambina

Los cortesanos estadounidenses decidieron no tomar el caso de la Argentina y convalidar el fallo neoyorkino de primera y segunda instancia, por lo que se debe cancelar unos “1500 millones de dólares”, según informó en cadena nacional la Presidenta Cristina Fernández[1]. Según la Presidente, esta decisión puede estimular otras demandas por 15.000 millones de dólares, sin perjuicio de otras acciones que ejecuten quienes ingresaron a los canjes de deuda desde el 2005 y sucesivas reaperturas.
Nadie sabe en rigor a cuanto pueda llegar la demanda de acreedores de la impagable deuda, recurrentemente renegociada en tiempo constitucional y últimamente cancelando a acreedores externos con transferencia de títulos a ámbitos del Estado Nacional (Anses, Banco Central, etc.) que penden como hipotecas sobre generaciones futuras.
Convengamos, que si la Corte de EEUU asumía el caso, ello no significaba que la Argentina iba a quedar desobligada de pagos. La expectativa más generalizada en el gobierno y el poder económico local y global era que los máximos jueces del imperio postergaran la decisión hasta fin de año. En ese plazo vence la cláusula que establece que los acreedores ingresados al canje pueden demandar el mejor trato recibido por algún tenedor de títulos en cesación de pagos (default). De este modo, el gobierno ganaría tiempo y, superado el plazo de respetar condiciones de pago, podría negociar con los inversores demandantes (los fondos buitres) cuánto, cómo y cuándo cancelar deudas sin tener que hacer lo mismo con el 93% ingresado a los canjes de deudas del 2005 y 2010.
La hipótesis fue siempre cancelar esa deuda, incluso se reabrió el canje de deuda con ese propósito, sin fecha de cierre en 2013, todo con acuerdo de la oposición sistémica, del mismo modo que viajaron a EEUU para incidir sobre la Justicia del imperio. Como hemos dicho, el pago de la deuda es una política de Estado.
Especulación financiera, producción y gestión del Estado
En el discurso presidencial se critica la ganancia especulativa del “fondo NML” que “adquirió los bonos en 2008 por 48,7 millones de dólares”, que “ganó el 1608 por ciento en dólares” y que demanda cobrar 428 millones de dólares” y el Juez falla abonar 1500 millones.
Lo que se omite es decir que esas son las reglas del capitalismo, ya que los bonos los emitió la Argentina para circular en el mercado mundial en las condiciones de mercado (al momento de la compra y de la realización). Que la ganancia por especulación es parte de la ganancia en general, ya que la ganancia es plusvalía extraída del trabajo social y apropiada como renta del suelo, ganancia comercial o financiera (tasa de interés) y beneficio industrial. Con Marx aprendimos que la ganancia es plusvalía transfigurada y fuente de ingresos de todos los capitalistas.
No se trata de pensar que los especuladores exprimen a los empresarios de la producción. No es mejor el capital productivo que el financiero, pues ambos son parte de una integralidad capitalista. Producción y circulación del capital son un fenómeno integrado, que se requieren mutuamente. De nada sirve hablar al corazón del capitalismo, porque siempre responden con el bolsillo. El problema es el orden capitalista.
Es el capitalismo argentino, y más precisamente los gestores del Estado, los que otorgaron las condiciones en sus bonos para que solo con el 100% de los acuerdos pudieran resolverse una renegociación de deuda como la del 2005. ¿Por qué se avanzó en el Canje sabiendo esas limitaciones? ¿Valió la pena el desarme estadístico (argumento para la intervención en el INDEC) para no inflar mayores pagos a los acreedores? Esos gestores del Estado son los responsables de ceder soberanía jurídica facilitando litigar en tribunales externos. ¿Es solo una condición de los 80´ y los 90´? ¿Por qué se insistió con la cesión de soberanía en los contratos con Chevron?
El problema es que los cambios institucionales consagrados en los 90´ e inspirados desde el terrorismo de Estado de 1975/6 siguen vigente y condicionan como un cáncer nuestra vida cotidiana. La deuda es un cáncer a extirpar, y no se puede avanzar en ese sentido mientras subsista la lógica del capital para el modelo productivo y de desarrollo vigente. Se impone una lógica anticapitalista y antiimperialista, muy lejana de la política hegemónica en el gobierno y la oposición sistémica.
¿Solo son buitres los fondos especulativos? ¿No son buitres los acreedores del Club de París, como señala Dialogo 2000, que reclaman cobrar “deudas odiosas” contraídas por ilegítimos gobiernos genocidas? ¿No son buitres empresas como Repsol que vaciaron las reservas de hidrocarburos del país para abonar su ciclo de acumulación? ¿No son buitres las transnacionales que suscriben pactos secretos con acuerdos parlamentarios mayoritarios, tal el caso de YPF con Chevron? Qué decir sobre la sojización, los transgénicos y su impacto en pueblos fumigados, productores y comunidades desalojados por desposesión derivada del agro negocio, o la mega minería a cielo abierto, o la fractura hidráulica, todo en pro de inversiones externas que buscan ganancia y acumulación de sus capitales invertidos, a cambio de calificarnos como países emergentes.

¿Todo lo que se puede hacer es pagar?
En su alocución, la Presidenta confirmó que “la voluntad de pago de Argentina ha quedado más que probada: hemos pagado el acuerdo de 2005, el de 2010, hemos llegado a un acuerdo con Repsol, que retiró su demanda del CIADI” y que se cerró “un acuerdo por la deuda del Club de París”. Tras cartón diferenció “lo que es una negociación, de lo que es una extorsión”. Luego de ello no termina de quedar claro qué acciones impulsará el gobierno de la Argentina.
¿Cómo sigue el trámite judicial en EEUU? No alcanza con denunciar la extorsión e incluso repudiar a los inversores demandantes o a la propia justicia de EEUU.
¿Qué iniciativas de solidaridad efectiva se impulsarán? O mejor aún, porque no avanzar en ejecutar las iniciativas más avanzadas de nueva arquitectura financiera regional para confrontar con el régimen del capital y el imperialismo.
Por nuestra parte, insistiremos desde todos los ámbitos en que actuamos para avanzar en una campaña contra el pago de la deuda, por su investigación por vía judicial (existen varios procesos en curso, algunos con sentencia) o por auditorías integrales. Hay que frenar el drenaje de saqueo que supone el recurrente pago de una deuda que posterga satisfacer demandas por deuda social a la mayoría de la población.

Buenos Aires, 17 de junio de 2014

La Demagogia Electoral Usa la Paz

https://www.eln-voces.com/index.php/es/voces-del-eln/comando-central/915-la-demagogia-electoral-usa-la-paz

La primera vuelta de las elecciones para la presidencia de Colombia, se caracterizó por el escaso debate político y el exceso de escándalos publicitarios, entre los candidatos Santos y Zuluaga, con acusaciones mutuas de vínculos con el narco paramilitarismo, la corrupción y el espionaje.

Los escándalos delictivos opacaron el debate sobre la paz y las pocas referencias a ella, quedaron reducidas a las conversaciones de La Habana entre el gobierno y las FARC, y a la posibilidad de abrir un diálogo con el ELN, pero eludieron referirse a los cambios estructurales, que la paz requiere.

La anhelada paz quedó atrapada en medio de la puja electoral. Uribe trata de desprestigiar a Santos, afirmando que “en La Habana se está pactando una paz con impunidad”, y por su parte Santos intenta convencer a los electores, anunciando que si votan por él, “pronto se dará la desmovilización de la guerrilla y Colombia alcanzará la paz”.

Para unos y otros en la minoría gobernante la paz se reduce a desaparecer a las guerrillas, para que la explotación económica, la dominación política, la exclusión social y la entrega de la soberanía, puedan seguir imperando.

Como ningún candidato alcanzó más del 50 por ciento de la votación, la elección presidencial pasa a definirse en la segunda vuelta del 15 de junio. De inmediato, Santos posicionó el debate entre la guerra y la paz, diciendo que mientras él garantiza “el fin de la guerra”, Zuluaga representa “la guerra sin fin”. Los seguidores de Uribe en respuesta, cambiaron su discurso, porque ahora entendieron que la guerra no seduce ni reporta votos.

Al comienzo de su campaña, Zuluaga afirmó que cuando ganara la presidencia, “el día de su posesión acabaría con la Mesa de La Habana”. Cuando ganó las elecciones del 25 de mayo, dijo que “suspendería temporalmente la Mesa”, pretendiendo que las FARC se sometan a sus condiciones de rendición. Después con la adhesión de la candidata conservadora Marta Ramírez, anunció que “dará continuidad a la Mesa”, pero colocando condiciones incumplibles a las FARC.

En esta segunda vuelta, ambos candidatos toman la paz como rehén e infunden miedo, para asustar a los electores contra su oponente. Uribe acude al fantasma diciendo que “Santos le está entregando el país al Castro-Chavismo”, mientras Santos asusta con el cuento que “ahí viene el zorro feroz de Zuluaga a perpetuar la guerra y el narco paramilitarismo”. La verdad es que ambos proyectos oligárquicos se parecen en que desarrollan la guerra contra el pueblo.

Durante los gobiernos de Uribe y de Santos, Colombia alcanzó el vergonzoso título de ser el país que más viola los Derechos Humanos, con los mayores índices de detenciones políticas, torturas, desapariciones, desplazamiento interno, masacres, asesinatos de defensores de Derechos Humanos, sindicalistas, dirigentes campesinos, indígenas, afro descendientes y cívicos.

Está planteado un falso dilema, pues ni Santos ni Zuluaga están interesados en realizar los cambios estructurales que permitan acercarnos a la paz para Colombia. Ambos le han apostado a la guerra para mantener sus privilegios de clase, para eliminar la guerrilla, neutralizar la oposición política y reprimir las justas reclamaciones del movimiento social. Por eso, en la segunda vuelta, como en la primera, la triunfadora indiscutible será la abstención.

La diferencia entre los candidatos está, en que Uribe y sus seguidores sueñan con rendir a la guerrilla con una victoria militar, impidiendo cualquier cambio favorable al pueblo; y la fracción de Santos aspira a desmovilizar a la guerrilla, ofreciendo unas rebajas de penas y alguna favorabilidad política, mientras arrecia la ofensiva militar.

Ambos candidatos sólo aceptan que hay que acabar el conflicto armado, desarmando y desmovilizando a la guerrilla; pero ambos se niegan a reconocer que el alzamiento armado tiene unas causas políticas y que para alcanzar la paz, se deben solucionar las causas que han generado el conflicto interno.

La paz, como el principal anhelo nacional, está siendo manipulada y la han convertido en mancillada bandera de la demagogia electoral.

El pueblo no debe dejarse arrebatar el supremo derecho de la paz, en el entendido que la paz son los cambios que garanticen la justicia social, la democracia sin intermediarios, la distribución equitativa de la riqueza y el Buen Vivir para todos.

La primera vuelta electoral deja la grata sorpresa de dejar bien posicionada a una alternativa de izquierda, a pesar de todo el silenciamiento de los medios de prensa. La izquierda logró presentar con seriedad, una serie de propuestas para llevar a Colombia a conquistar la paz, por lo que la votación que obtuvieron es una avanzada contra la continuidad del régimen. Este logro es un patrimonio político, que no se puede desperdiciar ni endosar a los candidatos de la oligarquía.

Lo más importante es mantener la unidad de la izquierda y del movimiento social, que ha realizado contundentes jornadas de movilización por sus derechos más sentidos. Sería un grave error dejarse dividir, por los llamados a “votar por el mal menor”. Es el momento de priorizar la conservación del acumulado político propio, para potenciar las luchas populares futuras.

Para que la paz deje de ser rehén de la guerra y de la demagogia de los políticos, debemos fortalecer un gran Movimiento por la paz, que vaya más allá de la mezquindad electoral.

VOCES DE COLOMBIA. 02/06/2014

¡¡¡FIESTA – PEÑA en la CASITA!!!

FIEsTA – PEÑA

Sábado 14 de Junio – 21.30 hs.

en la Casa de la Memoria (Santiago 2815)

Muestra del Taller de Percusión

Sikuris de Tama

Percusión y danza africana

Los Sarrasani (Banda de Música Circense)

El Mecha y los Pirómanos de la Canción

¡¡¡Muestra de talleres, música en vivo, buffet económico y mucho baile!!!

¿¡Qué cole te deja!? 113, 110, 116, 131 y 132