REPERCUSIONES …. “NI UN DAVID MENOS”

https://www.youtube.com/watch?v=pP4Q7TG8TVA&feature=youtu.be

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/rosario/9-45979-2014-09-27.html

Anuncios

FIN DE SEMANA MOVILIZADO. POR LOS DERECHOS HUMANOS DE AYER Y DE HOY.

NI PERDÓN NI OLVIDO

EL PRÓXIMO DOMINGO (28 DE SEPTIEMBRE) ESTAREMOS JUNTO Ana Braghieri y los cumpas de Venado Tuerto para movilizarnos en pedido de JUSTICIA POR CLEMENTE A 15 AÑOS DE SU ASESINATO!!! Junto a nosotros viajara Vanesa Orieta (hermana de Luciano Arruga – Aparición con Vida de Luciano Arruga ) para acompañar la lucha y levantar las banderas de los Derechos Humanos de Ayer y de Hoy!!!!

¡¡¡JUSTICIA POR CLEMENTE ARONA!!!

¡¡¡CÁRCEL EFECTIVA A LOS AUTORES INTELECTUALES Y MATERIALES DEL ASESINATO!!!

¡¡¡APARICIÓN CON VIDA DE LUCIANO ARRUGA Y JORGE JULIO LOPEZ!!!

¡¡¡LOS MENORES NO SON PELIGROSOS….ESTÁN EN PELIGRO!!!

lo que mata es el CAPITALISMO!!!!!

La cita es el DOMINGO 28 DE SEPTIEMBRE DESDE LAS 15 HS. EN LA PLAZA SAN MARTÍN DE LA CIUDAD DE VENADO TUERTO (Provincia de Santa Fe).

¡¡¡8 AÑOS DE IMPUNIDAD CÓMPLICE!!!

EL PASADO SÁBADO 20 DE SEPTIEMBRE LXS COMPAÑERXS DE "LA ASAMBLEA" (Cordón Industrial) REALIZARON UNA JORNADA DE RENOVACIÓN DEL MURAL SOBRE JULIO LOPEZ. LA IMPUNIDAD CÓMPLICE SIGUE VIGENTE A 8 AÑOS DE LA SEGUNDA DESAPARICIÓN DE LOPEZ.

FALTA JULIO … SOBRA IMPUNIDAD

La ausencia de Jorge Julio López nos señala que persiste la impunidad de un pasado genocida y la impunidad de un modelo que no puede ocultar nuevas violaciones a los derechos humanos en variadas formas: precarización laboral, inseguridad alimentaria, habitacional, educacional y sanitaria. Expulsión y muerte de campesinos y pueblos originarios de sus tierras. Comunidades rurales envenenadas por el modelo agrario. Pueblos en riesgo de perder sus fuentes de agua y alimentación por la minería contaminante.

Cuando decimos Jorge Julio López, decimos Luciano Arruga. Decimos también Silvia Suppo y todos los testigos de los juicios contra los genocidas. Decimos Darío Santillán, Maximiliano Kosteki. Pocho Leprati, Mariano y Cristian Ferreyra. Decimos solidaridad y lucha.

Exigimos la aparición de Jorge Julio López y castigo a los culpables.

Derogación de la Ley Antiterrorista.

Basta de Saqueo, Ajuste y Criminalización.

Fuera Monsanto y Chevron de nuestros territorios.

POR LA SOBERANÍA SOBRE NUESTROS BIENES COMUNES

"HACIA LA CAMPAÑA POR UNA CONSULTA POPULAR EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA SOBRE NUESTROS BIENES COMUNES"

LUNES 22 de Septiembre – 18 hs.

en ATE Rosario (San Lorenzo 1879).

ENCUENTRO – DEBATE:

Jose Rigane (Sec Adjunto de la CTA)

Miembros de la Campaña de Rosario.

¿Por qué una Campaña?

La Campaña es una manera de ejercitarnos en prácticas reales de democracias participativas.
La Democracia es práctica, es acción colectiva, por lo tanto, impulsar esta campaña permite poner en debate quiénes deciden sobre los bienes comunes.
Esta iniciativa política fue lanzada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) con el objetivo de trabajar un tema clave: la recuperación de la soberanía popular, haciendo eje en los bienes comunes.
El poner en discusión el actual modelo de desarrollo nos lleva a debatir sobre las “alternativas” al extractivismo. Estas alternativas no significantener una naturaleza intocada, sino que implican usar los bienes comunes en la medida que sean necesarios e indispensables. De esta manera, nos acercamos al paradigma del “Buen Vivir” que defiende los derechos de la Naturaleza al considerarla como un sujeto y no un objeto de apropiación privada o pública.

¿Por qué una consulta popular?

La consulta popular es un mecanismo de participación mediante el cual se convoca al pueblo para que debata y decida acerca de algún aspecto de vital importancia. Es una construcción popular, creada desde abajo, orientada para que el pueblo en su conjunto se exprese y decida frente a una temática, de manera autónoma frente a cualquier gobierno, partido, o patrón. Es parte de la construcción de LA SOBERANÍA POPULAR Y DE UNA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA en donde el pueblo sea un actor consciente, organizado y protagonista de su propia historia.

EL 2do Rosariazo

El II Rosariazo: 16 Y 17 De Septiembre El hecho maldito de la historia rosarina

El 8 de septiembre de 1969, el cuerpo de delegados de la Seccional Rosario del Ferrocarril Mitre y la Comisión Coordinadora de la Unión Ferroviaria comunicaban que “se iniciaba una huelga de brazos caídos en los lugares de trabajo”, tras la suspensión del delegado administrativo Mario J.Horat por su negativa de notificarse de su suspensión por la adhesión a varios paros nacionales.


LA HUELGA FERROVIARIA

“La Unión Ferroviaria”, había sido intervenida, anulándose convenios y conquistas, hubo rebajas de categorías y de sueldos, 116.000 empleados y obreros fueron castigados de diversas maneras por haberse plegados a varios paros, se aplicó la ley de represión al comunismo, y se encarceló a numerosos dirigentes. El 8 de septiembre de 1969, el cuerpo de delegados de la Seccional Rosario del Ferrocarril Mitre y la Comisión Coordinadora de la Unión Ferroviaria comunicaban que “se iniciaba una huelga de brazos caídos en los lugares de trabajo”, tras la suspensión del delegado administrativo Mario J.Horat por su negativa de notificarse de su suspensión por la adhesión a varios paros nacionales. Pararon ese día los 1500 trabajadores de los Talleres de Rosario y los 2500 de Pérez, de Villa Diego, personal administrativo y del Galpón de Alistamiento de Máquinas Diesel. Por la noche en una masiva asamblea se voto continuar la huelga, esta vez por 72 hs, con la adhesión de La Fraternidad. La medida se extendió a las Seccionales de Arroyo Seco, Empalme, Villa Constitución, San Nicolás, Cañada de Gómez y Casilda. La empresa anuncio suspensiones masivas, los delegados ferroviarios contestaron declarando la huelga por tiempo indeterminado a partir del día 12. La CGT Rosario se declaro en estado de alerta y convoco a un plenario. Mientras la solidaridad del resto de los ferroviarios se extendía por todo el país a través de paros, la empresa continuaba amenazando y el gobierno nacional a través del CONASE (Consejo Nacional de Seguridad), advertía primeramente y luego por el decreto 5324/69 ordenaba la aplicación de la “Ley de Defensa Civil”, por el cual todo el personal ferroviario era movilizado, con convocatoria militar y les sería aplicado el Código de Justicia Militar. Los diarios titularon “Dispusose la movilización del personal ferroviario”, y el decreto no dejaba dudas de las intenciones represivas “el personal masculino convocado, mayor de 18 años queda sometido a las disposiciones del código de justicia militar, a su reglamentación, por lo que el incumplimiento de las órdenes que reciba para la realización de las tareas y las demás infracciones delictivas o disciplinarias en las que incurriere será reprimido”. DEL ESTADO DE ALERTA AL PARO POR 38 HORAS La solidaridad, ante el conflicto ya no provendría solo de los ferroviarios, sino que tras el plenario de la “CGT Unificada de Rosario”, se resolvió realizar un paro por 38 horas, los días 16 y 17. La convocatoria decía: “Los trabajadores rosarinos paramos 38 hs, en total solidaridad con los compañeros ferroviarios represaliados por el actual gobierno por ejercer un derecho Constitucional que la insensibilidad del régimen cercena. La nueva farsa de las paritarias donde se pretende legalizar un nuevo congelamiento de salarios, las leyes represivas y la de movilización son pautas elocuentes de que se nos quiere retrotraer a épocas que muy bien conocemos los trabajadores”. Los estudiantes universitarios y los más diversos partidos políticos se sumaron al paro. COLUMNAS OBRERAS POR LAS CALLES ROSARINAS El 16 desde las 10 hs las masivas columnas de los sindicatos comenzaron a marchar desde sus sedes sindicales o de los lugares de trabajo. Desde La Fraternidad (Crespo 163) más de 7000 ferroviarios, se dirigieron a la empresa Minetti (Molinos Harineros), se sumaron los obreros textiles de Extesa, luego se incorporan los trabajadores del vidrio, de la construcción. Partiendo de Bv. Oroño al 1300, marcho una columna de Luz y Fuerza, otra salió de la Usina de Sorrento. Del sur, venían los obreros del frigorífico Swift, y los metalúrgicos. Todos trataban de converger al local de la CGT, en Córdoba al 2100. Los estudiantes concentrados en las distintas facultades se unían a las columnas obreras. Al comenzar la represión policial, esta lograba parcialmente dispersar a los manifestantes, que resistían y al estar organizados para la autodefensa, se reagrupan y continuaban luchando. Por toda la ciudad, se levantaban barricadas en donde se encontraban peronistas, radicales, comunistas, socialistas. Los puntos de concentración aumentaban, se incendiaban los colectivos y troles que no paraban, y la policía se fue replegando, sólo tenían aseguradas las manzanas que rodeaban y concentran distintas instituciones estatales, entre ellas la sede del Comando del II Cuerpo de Ejército, la Jefatura de Policía, los Tribunales y las radioemisoras más importantes. EL ROSARIAZO OBRERO ESTABA EN MARCHA. TODOS A LOS BARRIOS Con el correr de las horas, era cada vez mayor la cantidad de vecinos que se suman a la protesta, y la lucha se desplazo a los barrios, concentrándose principalmente en las zonas norte y sur. Se incorporan las amas de casa y los niños, que durante toda la jornada se turnaron para mantener en actividad las barricadas, donde se improvisaban espontáneas asambleas donde se discutía como seguir la resistencia y se controlaban quienes ingresaban a la zona. Las fuerzas policiales provinciales, de la federal, y de Gendarmería, desbordadas, no conseguían penetrar en Empalme Graneros, en algunas zonas de Arroyito, en los barrios de la zona sur y oeste. El Ejército se hizo cargo de la represión, comenzó a recuperar el control de la ciudad, y emitió una serie de comunicados: Comunicado Nº 1. Advertía que se abriría fuego sin previo aviso ante cualquier desmán o atentado. El Comunicado Nº 2 informó que la Agrupación de Combate G ocupó objetivos ferroviarios en reemplazo de la Gendarmería Nacional. El Comunicado Nº 3, que habían abierto fuego en la zona de Sorrento contra grupos de activistas. La furia antidictatorial se extendió por toda la ciudad, y luego de dos días de lucha por las calles rosarinas, el saldo de esas jornadas fue: Dos muertos, veinticinco heridos, centenares de detenidos. Daños materiales, 11 trolebuses y 15 ómnibus del servicio urbano e interurbano incendiados, otros 40 deteriorados; 3 estaciones ferroviarias incendiadas, 100 garitas, retenes y cabinas, vagones, vidrieras rotas, algunos incendios de galpones de fábricas. UNA HISTORIA BIEN GUARDADA Ante esa masiva protesta de la clase obrera y el pueblo de Rosario, por lo que significó política y socialmente en el desarrollo y crecimiento de distintos gremios, activistas sindicales, agrupaciones obreras y políticas, muchos nos preguntamos junto con la historiadora Beba Balvé porque el “Rosariazo proletario sigue siendo el hecho maldito de la ciudad. De eso no se habla, no se recuerda, pareciera que el fuego antidictatorial continuara quemando”. ¿Por qué se sigue pensando que solo hubo un Rosariazo? ¿Por qué la movilización de masas en lucha más importe de la historia de la ciudad, los cálculos de la población que participó de esas jornadas van desde las 100.000 a las 250.000, no se recuerda, o se lo recuerda en pequeños círculos?. ¿Porque? se hacen actos, notas, mesas redondas, por otros acontecimientos, y no de ese alzamiento popular. Pero la tozuda voluntad de varios militantes por recuperar y mantener viva la memoria histórica de ese acontecimiento, hizo que desde hace unos años de eso se Hable, se Recuerde, cada vez aparecen más publicaciones, videos, películas y jornadas de homenaje y debate. Y en este 40 Aniversario desde la CTA ROSARIO, se decidió realizar distintas actividades tanto en Mayo como en SEPTIEMBRE para recordar, recuperar y homenajear a quienes gestaron y participaron de los “AZOS DEL 69”. Y la apuesta de la CTA se debió a que debemos recordar a los dos Rosariazos, el de mayo y el de septiembre, porque si algo los caracterizo fue la decisión de luchar de cada columna de manifestantes, en todas las barricadas hubo solidaridad, bronca antidictatorial, y alegría por la libertad conquistada en cada barrio. ¿QUE SIGNIFICARON LOS AZOS DEL 69? La Marcha del Hambre de Villa Ocampo (Sta Fe), las protestas de los estudiantes correntinos, el “I Rosariazo”, el Cordobazo y el "II Rosariazo”, el alzamiento en Cipolletti, terminaron de derrotar el proyecto “sin límites” de Onganía. Desde 1969, todo se acelero y constituyo un punto de viraje en la evolución del país. Se vivió un proceso de cambios entre los trabajadores, estudiantes universitarios, partidos políticos, y en las principales tendencias que se expresaban dentro de la dictadura.. El Cordobazo y los Rosariazos, expresaron la explosión de la bronca, acumulada en varios años de deterioro económico-social, opresión política y gremial, sumado a la proscripción del peronismo, perdida de conquistas históricas de los asalariados y deseos de cambios. Esos alzamientos populares tuvieron como protagonistas, fundamentalmente a la clase obrera y a los universitarios que fueron sin duda alguna las fuerzas con que contó el movimiento antidictatorial. Actuaron como factores de presión para cambios dentro del propio gobierno nacional y dejaron dos consecuencias: comenzó a enterrarse el proyecto que no tenía plazos, y se inicio un proceso político en toda la sociedad. Las grandes movilizaciones demostraron la capacidad de lucha, creatividad, y solidaridad del pueblo. Las asambleas obreras populares, algunas espontáneas, que se realizaron en Rosario y Córdoba, en las jornadas de mayo y septiembre, reuniendo en su seno a los obreros, estudiantes universitarios y a gran parte de la población pobre de los barrios tomados, rodeados de barricadas, y en algunos lugares con la población ejerciendo el poder de policía, por ejemplo, el de permitir la salida de los bomberos tomados para sofocar incendios, controlar la entrada y salida de los barrios, también constituyeron una forma embrionario de los órganos de poder, con democracia directa abarcando ya a toda una ciudad. La clase obrera desde el 69 vivió uno de los periodo más rico en experiencias de su historia, con luchas en la legalidad y la clandestinidad, con derrotas y triunfos, etc. Enriqueció las vivencias de varias décadas anteriores, como los cuerpos de delegados, comisiones internas, el accionar de los sindicatos, el ejercicio de la democracia directa, tomas de fabricas, organización de huelgas, paros activos, movilizaciones, etc.. Se produjo un puente histórico entre generaciones con conocimientos y hábitos distintos, y la síntesis de ese proceso llevo a nuevos intentos, y así se sucedieron acontecimientos algunos rescatables y otros no. Vale la pena mencionar las luchas que venían desde de la Resistencia en las fabricas y barrios obreros luego del golpe del 55; las importantes huelgas y conflictos durante el gobierno de Frondizi y la implementación del represivo Plan Conintes, los Programas de La Falda y Huerta Grande, el Plan de Lucha de la CGT entre mayo de 1963 y julio de 1965, que incluyo la ocupación simultáneamente de miles de fabricas en una jornada. Esa luchas se unen al surgimiento de la “CGT de los Argentinos” con su Programa del 1º de Mayo de 1968, el protagonismo en el Cordobazo y el II Rosariazo, las puebladas en Villa Ocampo (Santa Fe), Gral. Roca, Casilda, Malargue, pasando por el surgimiento de las Ligas Agrarias, la huelga en El Chocón, las posiciones antidictatoriales, el accionar de los gremios combativos de Córdoba, como Luz y Fuerza y SMATA, las experiencias de los gremios de la Zona Norte del Gran Rosario, como el SOEPU y la Intersindical de San Lorenzo, el SINTER, el nacimiento de los gremios clasistas, las luchas del SITRAC-SITRAM, el Viborazo, el Villazo del 74, la CGT clasista de Salta, el poder creciente de las comisiones internas, las tomas de fabrica con control obrero de la producción, las Coordinadoras de Gremios en Lucha que surgieron durante el “Rodrigazo” en el 75 que derrotaron el Plan de Rodrigo y el proyecto de López Rega, etc. De esa manera, el choque entre los intereses de las clases dominantes y la clase obrera, se fueron dando con distintos tonos, variadas formas de enfrentarse, con negociaciones, acuerdos, rupturas, represiones, consensos pasivos, insurrecciones populares, puebladas, congelamientos saláriales, distribución populista, pacto social, paritarias acordadas, otras no homologadas, planes represivos, movilizaciones militares de los trabajadores, leyes antiobreras, paros “materos” y paros activos, etc. La clase obrera durante las décadas del 60 y 70, fue creciendo en conciencia, organización, nuevas formas de lucha, se fue dando la incorporación de nuevas camadas de jóvenes obreros, con grandes movilizaciones, con poder creciente al interior de las fabricas, la construcción de una intima relación con el movimiento estudiantil universitario, la practica constante de la democracia directa, con asambleas masivas al interior de las fábricas, en los sindicatos, calles y plazas, etc. Por todos estos motivos es que el objetivo central que tuvo el golpe militar del 24 de marzo de 1976, fue el ataque a la organización que la clase obrera había venido gestando. La etapa abierta, fue de grandes cambios, en la que surgieron partidos políticos con un claro planteo antisistema, gremios clasistas, combativos, grupos político-militares. Mientras que la movilización popular y la lucha de clase fue en ascenso. Un tiempo plagado de sueños, encantamientos y de esperanzas por quienes los protagonizaron. Años idealizados por algunos y descalificados por otros. Años en que apareció una verdadera contracultura en las artes, las letras, la vida cotidiana, la sexualidad, la vestimenta, las costumbres. Y como escribió Adolfo Gilly, años que marcaron una “esquina peligrosa, una de aquellas en donde la historia pudo haber dado un viraje”.

LEONIDAS F. CERUTI HISTORIADOR