ENCUENTRO – DEBATE: “Argentina mejor sin TLC”

¡Argentina NO SE VENDE!

Las organizaciones que formamos parte de la Asamblea Argentina mejor sin TLC repudiamos la realización del “Foro de Inversión y Negocios de la Argentina” (o “foro mini-Davos”) convocado por el gobierno argentino con el fin de negociar la llega de inversiones extranjeras. En este marco realizamos un encuentro para debatir y articular las luchas que permitan construir un espacio que dispute la lógica capitalista de explotación, saqueo y contaminación.

ENCUENTRO – DEBATE

"Argentina mejor sin TLC. Contra la mercantilización de la vida."

Lunes 12 – 18.30 hs

AMSAFE Rosario (Catamarca 2332)

Con la presencia de Luciana Ghiotto

Miembro de ATTAC Argentina, investigadora, Doctora en Ciencias Sociales; actualmente analiza los tratados bilaterales de inversión (TBI) y los casos de arbitraje internacional llevados por empresas extranjeras contra Argentina y diversos países latinoamericanos

ASAMBLEA ARGENTINA MEJOR SIN TLC

¡Argentina no se vende!

Repudiamos el “mini-Davos” convocado por el gobierno de Macri.

Las organizaciones que formamos parte de la Asamblea Argentina mejor sin TLC repudiamos la realización del “Foro de Inversión y Negocios de la Argentina” (o “foro mini-Davos”) convocado por el gobierno argentino con el fin de negociar la llega de inversiones extranjeras.

Las inversiones existentes en Argentina tienen libertad total para entrar y salir cuando las necesidades de ganancia lo requieran. Las nuevas inversiones también contarán con esta libertad. Esto está permitido por el actual marco de protección de las inversiones extranjeras, que otorga a las empresas beneficios que violentan los derechos de los pueblos y la naturaleza. Esto se expresa en los 56 Tratados de Inversión Bilaterales (TBI) que el país tiene en vigencia, los cuales contienen cláusulas que limitan la capacidad para que el Estado regule las inversiones en beneficio del interés público, proteja el medio ambiente y la salud pública, defienda al país de crisis financieras y haga valer la primacía de los derechos humanos. Los TBI son chalecos de fuerza que no permiten que los Estados regulen la circulación de capitales, las inversiones, ni que impida la fuga de capitales en momentos de crisis.

Además, los TBI incluyen cláusulas de solución de controversias inversor-Estado que dan a los inversores la posibilidad de recurrir al sistema de arbitraje internacional en lugar de las cortes nacionales (como el CIADI del Banco Mundial), Este sistema ha sido ampliamente criticado por organizaciones de derechos humanos por su discrecionalidad y falta de transparencia. Como contraparte, el Estado y el pueblo no contamos con contrapesos jurídicos, ni con instancias internacionales ante las cuales demandar a las empresas extranjeras ante la justicia, cuando sus actividades violan los derechos humanos, laborales o ambientales o cuando coartan políticas públicas para el interés general.

A su vez, denunciamos que gran parte de las inversiones anunciadas por el gobierno se orientan a la inserción del país como productor de materias primas, especialmente, hacia los sectores extractivos (megaminería, energía, biotecnología). El incremento de inversiones extranjeras subordina la economía a las necesidades del mercado internacional, diluyendo la posibilidad de alcanzar la soberanía sobre nuestros bienes comunes. Rechazamos cualquier tipo de inversión que venga a sostener y profundizar el modelo extractivo, contaminante y explotador.

Las inversiones que planea atraer el gobierno.

Muchas de las empresas extranjeras que el gobierno invitó para ser parte del Foro mini-Davos ya operan en la Argentina desde hace décadas, como Siemens, IBM, JP Morgan y Carrefour. Otras son empresas transnacionales mundialmente reconocidas, como Coca-Cola, Unilever, Adecco, empresas que han sido denunciadas nacional e internacionalmente por violaciones de los derechos humanos, laborales y ambientales. También algunas han utilizado el recurso del arbitraje internacional contra la Argentina y otros países latinoamericanos que, a su parecer, generaron pérdidas de ganancia para la empresa.

Por la construcción de alternativas de integración en beneficio de los pueblos

El Foro mini-Davos se enmarca en una política exterior del gobierno de Macri que pretende “vender” los beneficios de la Argentina a las grandes empresas. Esto requiere de “seguridad jurídica” para las inversiones mediante los TBI y la firma de Tratados de Libre Comercio (TLC). Los TLC implican la ruptura de toda política alternativa de integración, ensalzan los principios de la competencia y obstaculizan las estrategias de solidaridad y complementariedad entre los pueblos. Estas estrategias no son nuevas en la Argentina, están en el marco de políticas neoliberales que privilegian a las empresas transnacionales y las ponen como sinónimo de desarrollo. En realidad, se trata de una política que pone al país bajo la lógica de la ganancia de las corporaciones.

Pero en América Latina y en el mundo se vienen construyendo alternativas a la lógica depredadora del capitalismo, mediante la construcción de prácticas económicas y políticas alternativas. Desde lo cotidiano y con un claro horizonte, defendemos la construcción de otro tipo de sociedad, inclusiva y en armonía con la naturaleza, donde podamos garantizar una vida digna y saludable, tanto a las generaciones presentes como a las futuras.

FUERA LAS TRANSNACIONALES DE NUESTRO TERRITORIO. NO A LAS INVERSIONES ESPECULATIVAS

NO AL PAGO DE LA DEUDA ILEGÍTIMA

BASTA DE CRIMINALIZAR LA PROTESTA SOCIAL

CONTRA EL SAQUEO, LA CONTAMINACIÓN Y LA EXPLOTACIÓN

POR UNA ARGENTINA SIN TRATADOS DE LIBRE COMERCIO

LA VIDA RECLAMA

LA VIDA RECLAMA

Frente al impacto político producido por la masiva y heterogénea movilización convocada bajo la consigna “Rosario Sangra”, el discurso gubernamental y la cartelización mediática han desplegado una furtiva campaña contra la “amenaza de la inseguridad”, elogiando “paquetes” y “baterías” de medidas que no persiguen otro objetivo que el de legitimar y potenciar el control militarizado de nuestra vida cotidiana.

La respuesta de la “izquierda democrática” se ha organizado –una vez más- sobre el guión de vigilar y castigar a los pobres. En capítulos anteriores, el elenco gobernante apologizaba sobre las supuestas bondades y beneficios que derramarían la saturación policial a través de la G.U.M., la P.A.T. o la Policía de Proximidad.

Ante el fracaso rotundo de las fórmulas del hartazgo policial Fein y un genuflexo Concejo apuraron la Emergencia y un Comité Operativo para promover miles de intervenciones en la vía pública, arremetiendo contra transeúntes, trapitos, motociclistas, remiseros truchos y otros “sospechosos” de la calle.

El gobernador, en sintonía con esta lógica, viajó presuroso aullando por el regreso de Gendarmería y suplicó a los legisladores provinciales la sanción exprés de un paquete legislativo de explícito contenido punitivo.

Pareciera que la “socialdemocracia global” no concibe otra alternativa que desplegar una guerra civil encubierta contra nuestro pueblo, alentando la limpieza xenofóbica, la guerra policial contra los territorios, la pseudo legalidad, el gatillo fácil, la muerte en las redes del sistema penitenciario. De esta manera, el “progresismo” responde a la doble demanda de represión y encarcelamiento que le reclama su principal clientela electoral, esa clase media acomodada en medio de una sociedad lacerada por crímenes y desigualdades obscenas.

Así, sus "políticas públicas" escupirán mas patrulleros, cámaras de vigilancia, saturación policial, militarización barrial, en medio de un clima ideológico -primitivo y retardatario- que no resulta impropio dentro de contrastes y desigualdades que exhiben opulentas multinacionales, 4X4 y alta gama, shopping pasatista, espectaculares “fortalezas” urbanas en discordancia con territorios de descarte, degradación y violencia.

Y no lo hará de manera original, ni muchos menos autóctona. Cuando ensaya su discurso oficial sobre el tópico de la “seguridad pública”, expresa los lineamientos imperantes en las teorías que el capitalismo global ha diseñado sobrerepresión y control para que seanaplicadas por parte de gobiernos conservadores y progresistas del mundo neoliberal.

Hablamos de la importación de las estrategias imperiales basadas en las “guerras asimétricas” (guerras contra enemigos difusos), destinadas a exacerbarel pánico egoísta como excusa para militarizar y criminalizar las rebeldías populares, para vigilar al sujeto popular en sus territorios, para facilitar la penetración del capital y la preservación de su tasa de ganancia, para abortar preventivamente toda posibilidad de alternativa revolucionaria.

El plan punitivo, segregador y estigmatizante del gobierno falsocialista ha recibido el apoyo y beneplácito de la totalidad del arco político burgués y de la izquierda compuesta por “gente común haciendo cosas extraordinarias”. Saludamos y valoramos a los concejales y diputados que han plantado un NO digno y rotundo ante este siniestro plan policial y vigilante en marcha.

Repudiamos la política de “hacer algo” o que se vea que se hace algo para luchar contra el crimen que amenaza la seguridad personal como opción demagógica que pretende captar potencial electoral y mantener la buena imagen y popularidad de las élites gubernamentales.

Nos resulta patético aceptar un modelo de sociedad en el que la temática de la seguridad pública se transforme en un show televisable en el que se construye un mensaje único, funcional al aumento de los poderes policiales y punitivos y desaparezcan del debate comunitario otras graves problemáticas como la inflación, los ajustes, la caída del salario, el hambre, el desempleo, el saqueo y la contaminación ambiental, etc.

Rechazamos este plan porque sus fundamentos amplían el poder persecutorio y criminalizador de una institución del estado comoel Poder Judicial, que se ha destacado en su papel de “demonizador” de las víctimas. Si en los ’70 el objetivo de la represión lo constituía el sujeto político de la “violencia subversiva” y la frase acuñada para la legitimación del genocidio fue la de “ en algo habrá andado” , hoy el blanco móvil de la represión ha sido puesto en el sujeto de clase discordante con las pautas estéticas y culturales impuestas por la globalización neoliberal: los jóvenes trabajadores inmersos en las nuevas condiciones de la exclusión, la flexibilización y la precarización del trabajo, y la sospecha social sobre ellos de emparentamiento con la droga, el alcohol o la delincuencia.

Nos oponemos –decididamente- al método que amplifica la aplicación del Código Penal a la pobreza, porque contribuye a perpetuar la segregaciónde las comunidades originarias y pobres de nuestra provincia. Y porque consideramos de perversa ingenuidad el planteo de que “la santafecina” se presente como remedio contra la violencia, no solo por su historia transformada en una verdadera tradición de la muerte(solo basta con recordar su papel en la dictadura y en Diciembre de 2001), sino también por su accionar delictivo que la vincula con la comisión de los delitos más graves y aberrantes (piratas del asfalto, venta ilegal de armas, tráfico de drogas, corrupción penitenciaria, juego clandestino, secuestros extorsivos, trata de mujeres, etc).

Mostrar los impuestos pagos y reclamar seguridad sin comprometerse es renunciar a una reflexión profunda sobre las verdaderas causas del problema y a una acción superadora. Nos oponemos a cierto estereotipo de “ciudadano” profiriendo consignas inorgánicas y desesperadas y desprovistos de una estrategia colectiva de ningún tipo. Y lo que es peor, son los que reclaman solución a quienes han generado las políticas de hambruna y exclusión y a las fuerzas de seguridad comprometidas con la corrupción y el gran delito.

La casta gobernante que sostiene este sistema económico y político de desigualdades y violencias nada refiere a que han permitido que la “seguridad” se transforme de un derecho humano de carácter público y de goce popular (derecho a trabajar, a alimentarse, a educarse, a no temer, etc.), en una mercancía privilegiada de carácter privado, o sea que nada cuestionan de ese gran negocio. Se facturan cientos de millones anuales en favor de un sistema de seguridad de carácter privado que configura un verdadero ejército de unos cuantos miles de efectivos en mas de 200 agencias, sin regulación alguna. Este sistema se destina a resguardar, fundamentalmente, los bienes y mercancías de los grupos empresarios monopólicos que se han erigido como los beneficiarios y “vencedores” del modelo injusticia, y es gerenciado por ex agentes de los cuerpos represivos con directa vinculación y participación en el genocidio perpetuado por la última dictadura.

Nos atrevemos a expresar este punto de vista militante, popular, tratando de aportar a la construcción de un enfoque humanista, crítico y sincero sobre la cuestión. No nos sentimos incluidos dentro la falsa dicotomía entre “víctimas decentes” y “zurdos garantistas”.

Pretendemos no ser funcionales a este sistema que, absurda, cínica e hipócritamente termina criminalizando a los pobres y a los luchadores sociales que resisten denunciando las causa reales de la inseguridad.

Para cerrar heridas hay que abrir conflictos.

La convocatoria no tiene propietarios, pero sí necesidad y urgencia.

La gravedad del escenario nos interpela.

La vida reclama.

Septiembre de 2016.-

Movimiento Amplio de Izquierda – Rosario

LA VIDA RECLAMA.pdf

CINE – DEBATE: “Pibe Chorro” – estarán presentes sus realizadores.

PIBE CHORRO EN la Casa de la Memoria.

Pibe Chorro La Película es un documental ensayo que busca interpelar la construcción social que existe sobre el delito y la violencia para repensar la problemática de los niños y niñas que nacen con sus derechos básicos vulnerados y con pocas posibilidades de pensar y desear un futuro.

https://vimeo.com/138082216

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA

"un sueño hecho a mano y sin permiso"

La suspensión de las funciones generó muchos debates, y reafirma los motivos por los cuales hacemos cine e hicimos esta película. El cine se construye con su público en las salas y en las calles.

Pibe Chorro viene recorriendo el país y finalmente llegará a Rosario en el mes de septiembre gracias a ustedes.

Los esperamos el SÁBADO 10 en la Casa de la Memoria (Santiago 2815) a partir de las 18 hs (puntual).

Luego de la proyección habrá un espacio para el debate y el intercambio con la Directora Andrea Testa y parte del equipo de producción.

PIBE CHORRO EN ROSARIO

Gracias a todos los que se solidarizaron con Pibe Chorro y abrieron sus espacios para proyectar esta película en Rosario. La suspensión de las funciones generó muchos debates, y reafirma los motivos por los cuales hacemos cine e hicimos esta película. El cine se construye con su público en las salas y en las calles.
Pibe Chorro viene recorriendo el país y finalmente llegará a Rosario en el mes de septiembre gracias a ustedes. Ya confirmamos funciones con entrada libre y gratuita para el fin de semana del 9, 10 y 11 de septiembre que acompañaremos con nuestra presencia.

Aprovechamos para aclarar que las funciones que está mencionando el Cine Arteón no han sido confirmadas por nosotros. Desde la sala tampoco se han comunicado ni han rectificado lo que hicieron público, por lo cual hemos decidido que Pibe Chorro no se proyectará en ese espacio.

FUNCIONES YA CONFIRMADAS EN ROSARIO :

+ Viernes 9/09 – 19hs – Facultad de Cs. Políticas – UNR

+ Sábado 10/09 – 18hs – Casa de la Memoria (Santiago 2815)

1º de septiembre de 2016
Equipo de Pibe Chorro
#Pibechorroenelcine #EstrenosDOCA #Pibechorrorecorreelpais#ningunpibenacechorro