Con los pobres de la tierra

Ernesto Guevara no cabe en una estatua o monolito. Su ética revolucionaria se esparce en ideales y rebeldías que pugnan por convertirse en realidad. Aunque le hagan miles de homenajes oficiales su verdad emancipadora siempre anidará entre quienes fielmente siguen sus pasos.

A 80 años del nacimiento del Che muchas de sus aspiraciones y reflexiones permanecen inmarcesibles. Continuémoslas, entonces.

Rodolfo Walsh escribió  en octubre de 1967: “Nos cuesta a muchos eludir la vergüenza, no de estar vivos –porque no es el deseo de la muerte, es su contrario, la fuerza de la revolución- sino de que Guevara haya muerto con tan pocos alrededor”.

Dijo el General Osvaldo Candia (Jefe Comandante de las Fuerzas Armadas de Bolivia) que Guevara exclamó antes de morir: “Yo soy el Che y he fracasado”.

Certezas o patrañas del General Candia… debemos reivindicar al Che de su falseamiento histórico y la parafernalia gubernamental que pretende petrificarlo con exposiciones mercantiles.

El Che renace todos los días en nuestros combates y rebeldías y es la fuerza moral, ética y política que nos moviliza en camino al hombre nuevo.

Duele ver que en la ciudad natal del Che la pobreza y el analfabetismo se mantienen inalterables entre el boom sojero y los shoppings posmodernos. En el Gran Rosario perviven 550.000 personas por debajo de la línea de la pobreza. Y en 10 barrios rosarinos las investigaciones sociales indican que el 32 % de sus ocupantes son analfabetos. Muchos pibes pasan hambre y frío en las escuelas santafesinas de pasado Justicialista y presente “Socialista” y “Popular”.

En 1958 el Che le contestó a Jorge R. Masetti en Sierra Maestra: “Estoy aquí, sencillamente, porque considero que la única forma de liberar a América de dictadores es derribándolos. Ayudando a su caída de cualquier forma. Y cuanto más directa, mejor”.

Hoy en América Latina reina el Gran Capital con sus gobiernos constitucionales. En efecto: hay que subvertir la plutocracia para que nazca la democracia. Y por eso el Che está más  vivo que nunca.

Según la Comisión Económica para América Latina 60 millones de niños latinoamericanos no acceden a agua potable en sus viviendas. Y 52 millones de personas directamente no consumen alimentos para una vida activa y saludable.

Frente a semejante calamidad social –naturalmente- el Che se indignaría y no se quedaría quieto.

Osvaldo Bayer es categórico: “Cuentan las crónicas que a su asesino, el que le disparó el último tiro, lo recogen todos las noches borracho en las calles.

Desde aquel tiro hay más niños con hambre en Latinoamérica, más gente sin trabajo, más droga de la vergüenza, más Puertos Maderos y cartoneros revolviendo la basura”.

Aprendamos y seamos como el Che y José Martí  que “con los pobres de la tierra su suerte  supieron echar”.

El Che no fracasó sino que el capitalismo y sus gerentes por ahora van ganando. Y por más homenajes que le  “fabriquen”… el combate terminará tras una larga lucha.

Por el Che, su memoria, su ética y su grandeza van estas ideas contra aquellos que al festejar su nacimiento únicamente desean enterrarlo para siempre.

Ellos aplaudirán frente a una estatua y nosotros nos acordaremos de “que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada”.

Hasta la victoria, siempre!!!                                                                  

    Junio de 2008     

·        Padre Salvador Yaco (Parroquia Santa Catalina – Capitán Bermúdez)

·        Andrés Sarlengo – Periodista (Programa radial “Contrapuntos” – Venado Tuerto)

·        Ana Braghieri – “Beto” Olivares – Mónica García – Verónica Mulloni – María Juliana Girolimo – Leandro Zárate (Liga Argentina por los Derechos del Hombre).

·        Lisandro Brusco –  Mauro Testa – Maria Paula López Arango –  Ivana Lamboglia – Raúl Benítez – Martín Márquez – Elizabeth Roch (Casa de la Memoria – Rosario)

·        Daniel Romano – Rubén Meroi (Comisión Regional de DDHH – San Lorenzo)

·        Armando Cassinera – Sandro Minnucci – Gustavo Fenoy – Marcela Mulé – Cristian Candiotti (La  Asamblea – Granadero Baigorria)

·        Lucio Addino – Romina Fernández (M.a.iz. – Capitán Bermúdez)

Una respuesta

  1. Que se tome la figura del Che como referente para quienes, en mayor o menor medida, no bajan la cabeza ante “supuestas” “autoridades”, aquellos que no aceptan ser corderos en un rebaño, es, en mi opinión, subjetiva por ende, un hecho válido.
    A quienes se llamen “guevaristas”, tomando posiciones y posturas dogmáticas (cerradas a la propia realidad), quienes refieran al Che, por necesidad personal quizás, como a una “etiqueta”, pienso que el mismo Guevara les daría una buena patada en el c… (cuanto menos).
    Gracias por el espacio.
    Gabriel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: